Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Uso de Cookies en el sitio web:
 
CECOTEN le informa del uso de cookies propias y de terceros en nuestro sitio web. Una cookie es un archivo de texto muy pequeño que un servidor web puede guardar en el disco duro de un equipo para almacenar algún tipo de información sobre el usuario. Sólo puede ser leído por el sitio web que lo envío al equipo.
 
Normalmente los sitios web utilizan las cookies para obtener información estadística sobre su página web, y analizar el comportamiento de sus clientes/usuarios.

Síndrome del Túnel Carpiano

Introducción.

El síndrome del túnel carpiano es una patología relativamente común. Es más frecuente en mujeres de 30-60 años y se produce por la compresión del nervio mediano a nivel de la muñeca. Se caracteriza por el hormigueo y el dolor en el segundo y tercer dedos. Este problema es común en gente que utiliza las manos en determinadas posiciones de forma reiterativa, como pueden ser las secretarias, trabajdores en manufacturación textil, trabajos de fuerza, en los obreros que utilizan máquinas vibratorias. También se puede presentar en embarazadas (durante el último trimestre), como consecuencia de una fractura en la muñeca.

¿Qué es el Túnel Carpiano?

Es un canal, en la cara palmar de la muñeca, formado por los huesos del carpo, muñeca, y cubierto por el ligamento anular. Por este canal no sólo se encuentra el nervio mediano (da sensibilidad a los tres primeros dedos de la mano, así como la oposición del pulgar) sino que también están los tendones flexores de la mano.

Síndrome del Túnel Carpiano Cecoten

¿Cuándo se Presenta el Síndrome del Túnel Carpiano?

Este síndrome se presenta por la compresión del nervio mediano al pasar a través del túnel carpiano. El resultado de esta compresión es la presencia de sensación de hormigueo (parestesias) a nivel del pulgar y principalmente del segundo y tercer dedos, entumecimiento, dolor y pérdida de la fuerza en la mano y los dedos. Estas sensaciones son más importantes por la noche.

¿Cómo se Diagnostica?

Es importante realizar un diagnóstico preciso porque el tratamiento del síndrome del canal carpiano es específica. Se debe de acudir cuanto antes al profesional que realizará una evaluación, una historia clínica, un examen físico, y, si es necesario, un test definitivo.

Historia clínica: El doctor le solicitará que describa su sintomatología, el hormigueo, el entumecimiento, el dolor. También deberá conocer si los síntomas son intermitentes, su frecuencia, la intensidad...

Examen físico: El examen físico ayuda a confirmar la clínica. Los test más comunes son:

  • Test de Tinel. La percusión del nervio mediano al nivel de la muñeca reproduce un dolor, calambre, en el segundo y tercer dedos.
  • Test de Phalen. La flexión forzada de la muñeca durante un minuto aumenta la sensación de hormigueo en los dedos.

Después de realizar la historia clínica y el examen físico es probable que el doctor le solicite, si cree que es necesario, unas pruebas adicionales para confirmar y documentar el diagnóstico. Estas pruebas son una radiografía de la muñeca y una electromiografía que consiste en un registro gráfico de las corrientes eléctricas producidas por la contracción muscular.

¿Cómo se Trata?

En el tratamiento del Síndrome del canal carpiano usualmente se empieza con inmovilización de la muñeca, medicación o la combinación de ambos.

La inmovilización de la muñeca evita los movimientos de flexión y extensión, manteniéndola en una posición neutra. Evitándose de esta forma aumentar la compresión en el nervio. La medicación que se usa reduce la inflamación.

¿Cuándo se Realiza el Tratamiento Quirúrgico?

El tratamiento quirúrgico se recomienda cuando existe un dolor importante, el tratamiento realizado con anterioridad no es eficaz, o si existe riesgo de desarrollar lesiones permanentes en el nervio. Su médico le explicará las opciones de la cirugía, los riesgos y las complicaciones, así como las instrucciones antes y después de la cirugía.

Existen dos técnicas de cirugía comúnmente usadas, la liberación abierta del túnel carpiano o la liberación por endoscopia del túnel carpiano. Ambas consisten en cortar el ligamento anular.

La prevención es el mejor tratamiento para el síndrome del túnel carpiano. Cuando se presentan los primeros síntomas se debe de acudir al médico para su diagnóstico y un tratamiento adecuado.