PIE-TOBILLO
PIE-TOBILLO

Consulta Especializada en Lesiones de Pie y Tobillo

Los pies están formados por 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 músculos, tendones y ligamentos, por lo que es muy común que alguna de estas estructuras pueda lesionarse en algún momento de nuestra vida.

El 60% de la población puede haber tenido o tendrá en algún momento de su vida algún tipo de problema en los tobillos o los pies ya sea por causas relacionadas con la práctica deportiva o con la degeneración relativa a la edad.

En CECOTEN hemos creado la Consulta Especializada en Lesiones de Pie y Tobillo para poder diagnosticar y tratar todas estas patologías que afectan a los canarios y les provocan pérdida de movilidad. Pide cita con nosotros a través de este formulario o por teléfono en el 922 985 522.

¿Para quién está dirigida?

La Consulta Especializada en Lesiones del Pie y Tobillo permite que nuestros especialistas realicen un diagnóstico preciso de las patologías de nuestros pacientes. Por eso esta consulta es una gran oportunidad para que todas las personas que sufren alguna molestia en sus pies puedan al fin saber qué es lo que les pasa.

Muchas veces los pacientes que se dan un golpe en un pie pueden pensar que no tienen nada y convivir unos días con el dolor. Sin embargo, puede que hayan sufrido una fractura que, de no tratarla a tiempo puede llegar a incapacitarlos durante largo tiempo. Por eso esta consulta es tan importante.

Estos son los pasos que seguimos en CECOTEN para diagnosticar las lesiones de pie y tobillo en consulta:

  • Entrevista con el paciente: Nuestro equipo de especialistas realiza preguntas al paciente para conocer el alcance de su lesión.
  • Revisión de pruebas médicas: Es esencial que si el paciente se ha hecho pruebas con anterioridad las traiga a la consulta, para que los especialistas puedan estudiar su caso en profundidad.
  • Exploración física: El especialista se encarga de revisar la zona afectada para valorar la lesión.
  • Diagnóstico y tratamiento: En el caso de que fuesen necesarias más pruebas para emitir un diagnóstico preciso se pueden hacer en nuestro centro.
  • Artrosis: La tibia, el peroné y el tobillo van sufriendo un desgaste progresivo a lo largo de los años que acaba dando lugar a la artrosis.
  • Bursitis: Estas “almohadillas” que tenemos entre los huesos permiten que las articulaciones no choquen entre sí y pueden lesionarse cuando realizamos movimientos repetitivos o forzamos los tendones.
  • Problemas del arco: Suele comenzar en la infancia y arreglarse utilizando plantillas precozmente. Aquí encontramos lo que conocemos como pies cavos o pies planos.
  • Condropatías: Ya sea por motivos genéticos o debido a la práctica deportiva, podemos sufrir una deformación del cartílago.
  • Problemas en los dedos: Debido a alteraciones musculares o articulares se deforman los dedos, montándose unos sobre otros.
  • Esguinces: Son muy frecuentes, que no exclusivas, de la práctica deportiva. Tiene tres grados diferentes según la gravedad de la lesión siendo el grado 1 una distensión de los ligamentos, el 2 un desgarro parcial y el 3 un desgarro total.
  • Fascitis plantar: Es la inflamación de la fascia, un tejido que tenemos bajo el pie y va desde el talón a los dedos. El dolor y sobre todo al levantarse, es el principal de sus síntomas.
  • Fracturas: Pueden aparecer por diferentes causas como accidentes de tráfico, al practicar o al practicar deporte y su tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión. Normalmente requieren de la inmovilización de la zona afectada.
  • Juanetes: Esta deformidad del pie consiste en una desviación de la cabeza del primer metatarsiano que empuja al dedo gordo hacia los demás dedos. Produce un gran dolor pero suele corregirse con plantillas.
  • Tendinitis y tendinosis: Ya sea por un sobreesfuerzo o un traumatismo, nuestros tendones pueden inflamarse. Si la inflamación de estos tendones se produce por la degeneración se conocen como tendinosis.

Muchos factores pueden estar relacionados con la aparición de lesiones en los pies y los tobillos y entre ellos podemos destacar por un lado el desgaste de huesos, músculos y articulaciones relacionado con la edad. El uso de calzado inadecuado, así como el sobrepeso también pueden ser causas frecuentes de estas lesiones.

Por otro lado, son muchos los casos de deportistas que, debido a movimientos bruscos, sobreesfuerzos o traumatismos sufren lesiones en los pies y tobillos.

  • Analgésicos y antiinflamatorios: Normalmente los especialistas suelen recomendarlos para tratar directamente el dolor que suele venir asociado a las patologías de pie y tobillo.
  • Técnicas de fisioterapia: Realizadas por nuestros especialistas del Servicio de Rehabilitación permiten a los pacientes recuperar la movilidad que se ha visto reducida por las lesiones o inmovilizaciones.
  • Plantillas: Unas plantillas personalizadas para el tipo de pie y necesidades de cada uno (existen plantillas para diabéticos, deportistas, etc) suelen ayudar a corregir patologías como los juanetes o los pies planos.
  • Ejercicios de propiocepción: Son sobre todo útiles para prevenir posibles recaídas de esguinces en el tobillo. Es importante recibir consejo médico sobre qué ejercicios se deben hacer.
  • Cirugía: Cuando otros tratamientos no alcanzan los resultados esperados o incluso si la lesión es demasiado grave, es probable que el especialista recomiende la cirugía. En algunos casos es probable que deba utilizarse una prótesis para ayudar a los pacientes a recuperar la movilidad.

Área de interés

SOLICITA INFORMACIÓN/CITA