LUMBALGIAS
LUMBALGIAS

Consulta Especializada en Lumbalgias

La lumbalgia o lumbago, como se conoce coloquialmente a esta patología es el dolor de la zona baja de la espalda, en la columna lumbar. Aproximadamente un 85% de las personas sufre este tipo de dolor en algún momento de su vida.

Esta patología puede afectar tanto a personas jóvenes, como adultas o ancianas y puede aparecer tanto en pacientes con trabajos más sedentarios como en los que implican un gran esfuerzo físico.

Hemos creado en CECOTEN una Consulta Especializada en Lumbalgia para ayudar a todos los pacientes que sufren dolor de espalda en la columna lumbar a diagnosticar y tratar su dolencia. Pide cita a través del formulario o llamando al siguiente teléfono 922 985 522.

¿Para quién está dirigida la consulta?

Nuestra Consulta Especializada en Lumbalgia es ideal para todas las personas que sufren dolor en la columna lumbar. En CECOTEN realizamos un diagnóstico exhaustivo de la situación actual para determinar exactamente la causa de su dolencia y recomendarle un tratamiento personalizado.

La Consulta Especializada en Lumbalgia incluye:

  • Entrevista médica: A partir de una serie de preguntas formuladas al paciente, el especialista puede conocer el alcance de su dolencia en profundidad.
  • Revisión de pruebas médicas: En caso de que el paciente se haya hecho previamente alguna prueba de diagnóstico, el especialista las revisa para conocer con exactitud el caso y poder establecer un diagnóstico preciso.
  • Exploración física: En este momento y teniendo en cuenta la entrevista previa y el estudio de las pruebas, el médico revisará la zona afectada para valorar la lesión.
  • Diagnóstico y tratamiento: Para poder ofrecer un diagnóstico preciso, es probable que en ocasiones se realicen pruebas complementarias.
  • Distensión muscular: Cuando levantamos algo pesado o hacemos algún movimiento brusco se pueden producir estiramientos de los músculos o ligamentos e incluso microdesgarros. Normalmente estos desgarros se curan solos o con tratamiento mínimamente invasivo, pero todo depende del grado de dolor del paciente.
  • Hernia discal lumbar: Se produce al comprimir una raíz nerviosa de la columna lumbar causando dolor y adormecimiento y llegando a alcanzar las nalgas, las piernas y los pies.
  • Discartrosis: Cuando los discos invertebrales lumbares empiezan a deteriorarse, el disco dañado puede causar no solo inflamación sino espasmos musculares y dolores.
  • Aplastamiento vertebral: En una persona con osteoporosis, hasta un estornudo puede provocar un aplastamiento vertebral que provoque dolor en la columna lumbar.
  • Otras causas: Como la estenosis, fibriomialgia, tumor medular, espondiloartritis anquilosante o una infección.

Dependiendo de la duración del dolor o de la zona en la que se produzca, podemos hablar de diferentes tipos de lumbalgia:

  • Aguda: Si el dolor dura menos de 6 semanas.
  • Crónica: Cuando el dolor supera las 6 semanas de duración.
  • Ciática: Si el dolor se extiende desde la región lumbar hasta el talón o el pie.
  • Dolor lumbar irradiado: Cuando el dolor sobrepasa la zona lumbar y llega a los miembros inferiores, pero sin superar la rodilla.

Para el tratamiento de la lumbalgia se recomienda:

  • Mantenerse activo: El reposo en cama debe ser evitado en la medida de lo posible, por lo que es recomendable realizar el mayor grado de actividad física que el dolor permita.
  • Mejorar la higiene postural: Sobre todo en el trabajo que solemos pasar muchas horas en la misma posición, es esencial conocer que posturas y movimientos reducen la carga que tiene que soportar la espalda.
  • Tratamiento farmacológico: Siempre bajo la recomendación y supervisión de un especialista, se debe proceder a este tipo de tratamiento en función de la gravedad del dolor del paciente.
  • Ejercicios: Al principio pueden intentarse actividades suaves como andar o nadar y poco a poco ir incorporando ejercicios específicos para la espalda. Una vez el dolor haya pasado, es importante seguir realizando estos ejercicios para prevenir posibles recaídas.
  • Cirugía: Cuando el resto de tratamientos no consiguen el resultado esperado, es posible que el especialista recomiende la realización de una intervención quirúrgica.

Área de interés

SOLICITA INFORMACIÓN/CITA